Navidad = Retención de líquidos
05 Dic

Navidad = Retención de líquidos

La retención de líquidos es una de los efectos colaterales de las fiestas navideñas. La presoterapia es la solución más rápida y eficaz para reducir e incluso evitar la retención de líquidos. ¿Sabes por qué? El cuerpo tiene un mecanismo natural para almacenar el agua y los iones, al igual que lo hace para almacenar el exceso de calorías como grasa. En las fiestas navideñas comemos y bebemos más de la cuenta y abandonamos muchas de las actividades físicas que hacemos regularmente. Resultado: El día 7 de enero te miras en el espejo y tienes papada, flotador y michelines. Este incremento de volumen que ves en el espejo puede ser que solo sea agua, es decir, un exceso de líquidos que tu cuerpo ha retenido y no los puede eliminar. En nuestro blog te adelantamos 8 consejos para que ayudes a tu cuerpo a eliminar líquidos y a evitar retenerlos de manera que puedas disfrutar de unas fiestas navideñas “sin consecuencias”: 1.- Bebe más agua: Además de limpiar los riñones y todo el sistema digestivo e hidratar cuerpo y cerebro, el agua hace que tu metabolismo funcione más eficazmente y elimines más líquidos a través de la excreción. 2.- Un día detox a la semana: Elige un día de cada semana para depurar tu organismo comiendo sólo fruta como la piña o, si prefieres algo caliente, un día a base de sopa de miso y té kukitxa. 3.- Actividad física sí o sí: Aunque te de mucha pereza, al menos dos días a la semana deberás practicar alguna actividad física que te haga sudar. Esto significa estimular tu sistema cardio-vascular durante al menos 50 minutos por sesión seguidos de unos buenos estiramientos para evitar lesiones. 4.- Evita las estancias con mucha calefacción y las prendas de ropa sintéticas muy ajustadas. Tu cuerpo necesita respirar. 5.- Sobremesas diferentes: Nada de sentarte horas y horas en una mesa. Una vez has terminado de comer procura salir a caminar o al aire libre. Puedes seguir conversando mientras caminas. 6.- Almuerzo mejor que cena: Si vas a pasarte, mejor que lo hagas a mediodía que por la noche. Por la tarde siempre puedes hacer actividades para “hacer bajar la comida”. Por la noche, con el estómago en reposo  lleno de azúcares, grasas y alcohol estarás fabricando millones de adipositos. 7.- Calidad mejor que cantidad: Elige bebidas y comida de mejor calidad. Cuanto más barato, más procesado, o sea, más manipulado y perjudicial para tu organismo. 8.- Una sesión de presoterapia cada 3 días ayudará a tu sistema linfático a eliminar grasas y toxinas sin que tengas que hacer esfuerzo alguno. Más información :...

Leer más
Presoterapia indicaciones y contraindicaciones
26 Nov

Presoterapia indicaciones y contraindicaciones

Mucha gente piensa que la presoterapia solo sirve para tratar los linfedemas o para recuperación vascular post-operatoria después de una mastectomía, pero la presoterapia sirve para muchas cosas más. ¿Te gustaría saber para todo lo que sirve la presoterapia? Linfología Edemas no linfodinámicos Retención de líquidos Celulitis Flebologías Acción post-operatoiria Fisioterapia Mejora de factores metabólicos e inmunitarios Acción cicatrizante Acción regenerante Acción relajante Estreñimiento ¿Qué contraindicaciones tiene la presoterapia? Trombosis venosas profundas Tumores malignos o sospechosos. Edemas linfodinámicos Varices edematosas Infecciones (erisipela) Insuficiencia renal Arteriopatías severas (grados 3 y 4) Insuficiencias cardíacas no tratadas Hemofilia Fragilidad capilar Vagotomia Cicatrices abiertas Fracturas no consolidadas Esperamos que con esta concreta exposición de indicaciones y contraindicaciones de la presoterapia podrás despejar tus dudas sobre la presoterapia. Para información detallada sobre tu caso, puedes escribirnos a info@presoterapia.com y nuestros expertos te responderán de forma...

Leer más
Retención de líquidos: Síntomas , diagnóstico y soluciones
19 Nov

Retención de líquidos: Síntomas , diagnóstico y soluciones

El sistema linfático es una red de tubos en todo el cuerpo que drena líquido (llamado linfa) de los tejidos y lo vacía en el torrente sanguíneo. La retención de líquidos (edema) se produce cuando el fluido no es eliminado de los tejidos. La retención de líquidos se puede clasificar en dos categorías: el edema generalizado, cuando se produce inflamación en todo el cuerpo y el edema localizado cuando determinadas partes del cuerpo son afectadas. Síntomas de la retención de líquidos: + Hinchazón de partes del cuerpo afectadas como pies, tobillos y manos. + Rigidez en las articulaciones. + Aumento súbito de peso durante unos días o semanas. Fluctuaciones de peso. + Marcas blancas al presionar con los dedos encima de las piernas o brazos. Diagnóstico de la retención de líquidos: + Análisis de sangre y orina. + Pruebas de función hepática y renal. + Radiografía de tórax. + Pruebas de la función cardíaca (Electrocardiograma). Soluciones para tratar la retención de líquidos: Dependiendo de la causa, el tratamiento puede incluir: + Dieta baja en sal + Diuréticos (pastillas de agua) + Cambios de estilo de vida: Mayor actividad física, menor sedentarismo, mayor ingesta de líquidos, corrección postural para el descanso, etc. + Presoterapia: Al menos dos sesiones por semana. Si deseas un tratamiento personalizado, escríbenos a:...

Leer más
¿Cómo saber si tienes retención de líquidos?
14 Nov

¿Cómo saber si tienes retención de líquidos?

La retención de líquidos suele confundir a muchas personas en su afán por adelgazar. Aumentar una talla o dos no significa necesariamente que has engordado. Muchas personas que se inquietan al aumentar de talla suelen tomar medidas como dietas, ejercicio físico o tratamientos adelgazantes sin saber cuál es la causa de ese aumento de volumen corporal. En muchos casos, el aumento de talla se debe a una retención de líquidos, pero ¿cómo saber si el aumento de talla se debe a una retención de líquidos o bien a un aumento de grasa corporal? La retención de agua es una acumulación anormal de fluido u otros líquidos en el sistema circulatorio o en los tejidos o en ciertas cavidades del cuerpo. El agua forma parte de la sangre porque  ayuda a transportar las células de sangre en el cuerpo y a mantener el oxígeno y otros nutrientes importantes en solución para que puedan ser recolectados por los tejidos (por ejemplo, glándulas, huesos y músculos). Incluso los órganos y los músculos se componen principalmente de agua. El cuerpo humano utiliza un complejo sistema de hormonas y sustancias similares a las hormonas llamadas prostaglandinas para mantener su volumen de agua a un nivel constante. Así que si un día bebes más agua de lo normal tus riñones excretarán rápidamente el exceso de agua (o líquido) en forma de orina. Del mismo modo, si bebes menos agua o líquidos de lo necesario tu cuerpo tratará de mantener un nivel de líquidos indispensable para tu organismo  y orinarás menos de lo normal. ¿Cuándo se produce una retención de líquidos? La retención de agua se produce como resultado de cambios en la presión dentro de los capilares o cambios que hacen que las paredes de los capilares sean demasiado permeables. Si la presión es incorrecta o si los capilares son muy permeables se liberará un exceso de líquido en los espacios de tejido entre las células que no podrá regresar a los capilares sanguíneos, permaneciendo en los tejidos y provocando una saturación de agua y una hinchazón de los tejidos. ¿Cómo puedes detectar una retención de líquidos? De una manera simple, presionando con las yemas de los dedos contra cualquier zona de tu cuerpo que parezca inflamada (muslos, brazos, etc). Si al soltar los dedos, queda  la marca de los mismos en blanco, es evidente que existe un problema circulatorio. Los tobillos hinchados, los pies hinchados o los ojos hinchados suelen ser también señales claras de que existe una retención de líquidos. Las mujeres suelen padecer una retención de  líquidos en cada ciclo pre-menstrual, provocada por los cambios hormonales. ¿Cómo tratar la retención de  líquidos?...

Leer más

Síndrome post-flebítico

¿Qué es el síndrome post flebítico?  Se conoce como síndrome post-flebítico al dolor e hinchazón que se produce en la pierna luego de una trombosis, es decir, luego de producida una obstrucción en una vena de la pierna por un coágulo. Durante una trombosis, se interrumpe la circulación desde el lugar de la obstrucción hacia el resto de la vena, lo cual provoca daños en las válvulas venosas. Las válvulas son aquellas que impiden que la sangre vuelva hacia atrás: al funcionar mal, dañadas por la falta de circulación que generó la trombosis, se pueden producir acumulaciones de sangre en las venas de la pierna, que provocan edemas dolorosos, hinchazón y molestias en la pierna. Si hemos pasado por una trombosis, debemos seguir de cerca la salud de las piernas con el médico, identificando los síntomas de que estamos padeciendo un síndrome post-flebítico. Como síntomas del síndrome postflebítico, identificamos la hinchazón de la pierna, el dolor, la acumulación de sangre, que provoca enrojecimiento, el estiramiento de la piel de la pierna afectada, e incluso, en algunos casos, la aparición de úlceras. Pueden también aparecer várices o endurecerse la piel. Para evitar el síndrome post-flebítico, lo ideal es realizar un tratamiento preventivo luego de pasar por una trombosis. El tratamiento, tanto preventivo como paliativo, implica: –       Dormir con la pierna afectada elevada –       Utilizar medias de compresión gradual –       Evitar mantener una misma posición por períodos prolongados –       Recurrir a tratamientos que estimulen la circulación, como el drenaje linfático y la presoterapia. Además, el médico te indicará qué tratamiento seguir para evitar una nueva trombosis, y para recuperar la capacidad venosa de la pierna....

Leer más

Edemas venolinfáticos

Edemas venolinfáticos

Leer más

Edemas postraumáticos

Edema postraumático  Un traumatismo (golpe), una fractura o fisura son una de las causas de los linfedemas. A un edema producido por esta causa, se lo denomina edema postraumático. Suelen ser más posibles de revertir que un edema ocasionado por otras patologías, si se aplica a tiempo el tratamiento adecuado. Este tipo de edema está frecuentemente acompañado de dolores y, a veces, también, de atrofia muscular. ¿Cómo se produce un edema postraumático? La explicación es simple: el traumatismo lesiona o desgarra los vasos sanguíneos y capilares internos, así como los vasos linfáticos. En ocasiones, los vasos cicatrizan normalmente, pero hay veces en que esto no sucede, y es allí cuando se produce este tipo de edemas, a partir del líquido perdido en la lesión que no puede ser reabsorbido.   El tratamiento recomendado, al igual que en otros casos de edema linfático, es la realización de un drenaje linfático que permita que el líquido que produce el edema pueda volver a circular por los vasos linfáticos....

Leer más

Insuficiencia venosa

Insuficiencia venosa   La insuficiencia venosa (principal causa de las varices) es la dificultad o incapacidad de las venas para bombear la sangre nuevamente hacia el corazón, trastorno ocasionado por el daño o ausencia de las válvulas venosas. En algunos casos, puede deberse a la obstrucción de una vena o capilar por un coágulo, lo cual se denomina trombosis venosa profunda. Al existir una insuficiencia venosa, la sangre se acumula en las venas, generando las llamadas varices. Las varices son dilataciones anormales y permanentes que se producen en las venas y capilares que se encuentran bajo la superficie cutánea de las piernas. Siempre que haya varices, sabremos que son, en realidad, la manifestación externa de un problema circulatorio. Por lo general, las varices son un problema padecido por las mujeres, aunque también existen hombres que sufren de varices en las piernas.   La insuficiencia venosa y, por consecuencia, las varices, tienen su raíz en diversas causas. Los factores de riesgo más frecuentes son: –       Antecedentes de trombosis venosa (como se explicó previamente) –       Niveles altos de progesterona (hormona femenina, esto explica la mayor incidencia en mujeres) –       Estatura alta –       Obesidad –       Embarazo –       Permanencia de pie por largos períodos   La generación de varices es un trastorno ligado a la insuficiencia venosa avanzada. Esta dolencia se puede prevenir, detectando antes la insuficiencia. Puedes sospechar de sufrir insuficiencia venosa si: –       Tienes dolores intensos y recurrentes en las piernas, acompañados de calambres y de pesadez –       Tienes, a menudo, picazón y hormigueos en las piernas –       Sientes un dolor intenso que empeora al ponerte de pie, y mejora al levantar las piernas –       Tus piernas suelen hincharse –       Los pies y tobillos suelen enrojecerse   Todos estos síntomas suelen componer lo que se conoce popularmente como síndrome de piernas cansadas. Para prevenir la formación de várices y corregir la insuficiencia venosa, se recomienda: –       En caso de tener sobrepeso, bajarlo –       Elevar las piernas durante la noche, y descansar regularmente, evitando permanecer de pie durante largos períodos –       Utilizar medias de compresión (especiales para varices) –       Realizar ejercicio físico –       Recurrir a terapias como el drenaje linfático manual y la presoterapia, que estimulan el sistema circulatorio.  ...

Leer más