ENFERMEDADES

Navidad = Retención de líquidos

La retención de líquidos es una de los efectos colaterales de las fiestas navideñas. La presoterapia es la solución más rápida y eficaz para reducir e incluso evitar la retención de líquidos. ¿Sabes por qué?…

Leer más




Sin imagen

Síndrome post-flebítico

¿Qué es el síndrome post flebítico?  Se conoce como síndrome post-flebítico al dolor e hinchazón que se produce en la pierna luego de una trombosis, es decir, luego de producida una obstrucción en una vena…



Sin imagen

Edemas postraumáticos

Edema postraumático  Un traumatismo (golpe), una fractura o fisura son una de las causas de los linfedemas. A un edema producido por esta causa, se lo denomina edema postraumático. Suelen ser más posibles de revertir…


Sin imagen

Insuficiencia venosa

Insuficiencia venosa

 

La insuficiencia venosa (principal causa de las varices) es la dificultad o incapacidad de las venas para bombear la sangre nuevamente hacia el corazón, trastorno ocasionado por el daño o ausencia de las válvulas venosas. En algunos casos, puede deberse a la obstrucción de una vena o capilar por un coágulo, lo cual se denomina trombosis venosa profunda.

Al existir una insuficiencia venosa, la sangre se acumula en las venas, generando las llamadas varices. Las varices son dilataciones anormales y permanentes que se producen en las venas y capilares que se encuentran bajo la superficie cutánea de las piernas. Siempre que haya varices, sabremos que son, en realidad, la manifestación externa de un problema circulatorio. Por lo general, las varices son un problema padecido por las mujeres, aunque también existen hombres que sufren de varices en las piernas.


Sin imagen

Linfedemas

Linfedema

Un linfedema o edema linfático es un aumento patológico del líquido intersticial (linfa), que ocasiona una hinchazón patológica (edema) en los tejidos. Al producirse un linfedema, el líquido queda atrapado entre el tejido, sin ser reabsorbido y recirculado en el sistema linfático, y la proteína que éste contiene continúa penetrando el tejido, haciendo que éste se hinche.

 Generalmente, el linfedema se produce a raíz del mal funcionamiento del sistema linfático, o de lesiones en éste. Si bien se lo suele asociar a las extremidades (piernas y brazos), un linfedema puede producirse en cualquier órgano o parte del cuerpo: pulmones, intestinos, hígado, genitales, etc.