Presoterapia y alimentación
04 Nov

Presoterapia y alimentación

La Organización Mundial de la Salud (OMS) nos daba esta semana una seria advertencia sobre las graves consecuencias que podemos sufrir en función de nuestra dieta. La retención de líquidos y la mala circulación suelen asociarse en muchos casos a problemas relacionados con nuestra alimentación. Por este motivo, en presoterapia.com hemos creído oportuno aportar una breve pero importante información sobre los ingredientes que forman parte habitual de nuestra dieta y resumirte en esta pirámide los mejores hábitos alimenticios para tu salud. ¡Que te aproveche! 1.- SAL:  Indispensable para nuestro organismo en dosis no superiores a 3 o 4 gramos/día. Está directamente asociada con la hipertensión arterial y la retención de líquidos. Cuanto más refinada, ¡peor! 2.- ACEITE DE OLIVA:  Protector del sistema cardiovascular, pero tiene que ser virgen extra de primera prensada y sin refinar para que contenga los polifenoles relacionados con este beneficio. Olvídate de los “otros”. 3.- LACTEOS: Son la fuente tradicional de calcio, pero cada día cuentan con más rechazo por efectos de intolerancia alimentaria. Hazte un test de intolerancia y quizás descubras el origen de algunos de tus problemas de salud. Si te da positivo, pásate a la alternativa de los “lácteos de origen vegetal” como la avena, el arroz o la soja . Si te da negativo, aprovecha los lácteos fermentados (yogurts, kéfir) porque suelen aportar beneficios indiscutibles para la flora intestinal. 4.- HUEVOS: Asociados con las enfermedades coronarias, infartos y colesterol, resulta increíble que sean uno de los alimentos más populares (fritos, revueltos, tortilla, etc.etc). Se recomienda un consumo máximo de 4 huevos a la semana. Un truco: Tómate sólo la clara del huevo, sabe ríquísima y te aporta mucha proteína sin riesgo. Hasta la venden embotellada para que no tengas que perder tiempo cascando huevos. 5.- AZUCAR: UUUUUHHHHHH, qué miedo!  Al absorberlo, tu organismo responde con un rápido aumento de la insulina, lo cual favorece la obesidad y las enfermedades cardiovasculares. O sea: veneno. Reemplázalo por la  estévia (de origen vegetal). Ni hablar de los azúcares refinados, la bollería industrial y los dulces en general. Son los grandes promotores de la celulitis, la retención de líquidos y la obesidad. 6.- ALCOHOL: Otro gran enemigo de la circulación y de nuestro organismo en general. Aquí solo salvamos el vino tinto a razón de una o dos copas al día como medida “saludable”. 7.- CAFÉ: Rico en polifenoles, es un rico antioxidante, aunque se recomienda no pasar de 3 cafés al día. Ya resulta bastante difícil encontrar un café bueno, así que NO LE PONGAS AZUCAR! 8.- CEREALES:  Según sean en forma de pan, pasta o al natural, tienen distintos efectos. En general, si...

Leer más
Solución para la retención de líquidos se llama: ALCACHOFA
29 Oct

Solución para la retención de líquidos se llama: ALCACHOFA

Si padeces celulitis, retención de líquidos o mala circulación de retorno, la naturaleza te ayuda en esta época ofreciéndote uno de los remedios más eficaces contra la retención de líquidos: LA ALCACHOFA. Rica en agua, hidratos de carbono y minerales como el sodio, el potasio, el fósforo y el calcio, además de vitaminas B1, B3 y C, la alcachofa se ha hecho famosa por su enorme  capacidad diurética y por otras propiedades que te resumimos a continuación: 1. Posee propiedades digestivas para tratar enfermedades como el ácido úrico, el reuma y los problemas de cálculos en la vesícula biliar. 2. Reduce los triglicéridos en sangre, por lo cual se hace realmente valiosa para combatir el colesterol malo y aumentar el bueno (HDL).      3. Nos ayuda a regular el estreñimiento y las diarreas.      4. Alivia la acidez de estómago y favorece la digestión. 5. Provoca sensación de saciedad debido a su alto contenido en fibra, de ahí su éxito en las dietas adelgazantes. 6. Favorece la eliminación de grasas y toxinas, lo que la convierte en el alimento aliado nº 1 de la presoterapia. La mejor manera para disfrutar de las alcachofas es al vapor y cocidas, una vez hechas puedes acompañarlas con un poco de aceite de oliva más pimienta negra y/o vinagre de módena para que resulten más sabrosas aún. Antes de cocinar las alcachofas, debes limpiarlas y recortarlas un poco:  el tallo y la piel del exterior. Basta con ponerlas en  una olla con agua y el jugo de 1 limón,  tapas la olla y cuando el agua comience a hervir déjalas cocer unos 30 o 40 minutos a fuego lento. Luego sácalas y escúrrelas, pero NO TIRES EL AGUA!!! Guarda el agua del hervor en una botella y aprovéchala como si fuera un té. Puedes tomarla en frío o caliente hasta un máximo de 3 tazas al día. Algunos le llaman el “té adelgazante de alcachofa” y la verdad es que sus capacidades diurética y saciante son ideales para ayudarte a perder peso y volumen. ¿Quieres conocer sabrosas recetas con alcachofas? Escríbenos a info@presoterapia.com y te ayudaremos a sacarles un sabroso provecho. Ayúdanos a resolver más cuestiones escribiendonos a info@presoterapia.com Descárgate gratis el tutorial para eliminar tu retención de líquidos, piernas pesadas o mala circulación: Indique su nombre y dirección de correo electrónico para obtener su descarga gratuita :Email :...

Leer más