Cómo evitar edemas en viajes largos

Cómo evitar edemas en viajes largos

 Viajar es bello, es placentero y nos distiende, pero, a veces, viajar en un coche o en un avión durante largas horas puede tener consecuencias molestas.

Una de ellas son los edemas en los tobillos, pies y piernas. Los edemas son acumulaciones excesivas y anormales de líquidos, y cuando suceden en las extremidades, se los denomina edemas periféricos.

Durante los viajes, estar sentados en la misma posición durante muchas horas seguidas dificulta la circulación. Si el viaje es en un avión, la altura y la presurización también entorpecen la circulación. Esta dificultad en la circulación de retorno puede ocasionar que la sangre se acumule en las venas de las extremidades, y que el sistema linfático tampoco circule en forma óptima, acumulando también líquidos en los pies y tobillos. De esa forma, se generan los edemas.

Por lo tanto, es lógico que, para evitar edemas, lo que debes procurar es facilitar y reactivar nuestra circulación.

 Para eso, sigue estos consejos: 

  • No utilices un calzado demasiado ajustado, elige algo cómodo y fácil de quitar (pero también de volver a poner)
  • No uses ropa demasiado ceñida (en ninguna parte del cuerpo), ya que también entorpecerá tu circulación. Busca prendas amplias y de telas suaves.
  • Si sabes que eres propenso a tener edemas, consigue medias especiales de soporte, ideales para evitar estos trastornos. Se venden en la mayoría de las farmacias y en tiendas especializadas. 
  • Para evitar los edemas por retención de líquidos, elimina (o reduce al máximo) el consumo de sal y de alimentos con sodio, al menos una semana antes del viaje. 
  • Evita quedarte demasiado quieto, recuerda que los edemas se forman por pasar demasiado tiempo en la misma posición. Cada dos horas, intenta caminar por el pasillo del avión. Si viajas en coche, detente cada tanto a estirar las piernas.
  •  Bebe mucho líquido (sin gas), como jugos naturales, té y, primordialmente, agua.

 Procura cuidar tu salud, para viajar más tranquilo y cómodo. Si sufres de edemas demasiado pronunciados, o que no se disuelven al terminar el viaje y ponerte en movimiento, consulta inmediatamente a un médico.

Se el primero en comentar en "Cómo evitar edemas en viajes largos"

Deja un comentario

Tu email no será publicado.


*


Leer entrada anterior
Las varices y el trabajo de pie

Las varices y el trabajo de pie   Se estima que ocho de cada diez personas que trabajan de pie sufre de insuficiencia venosa, cuya consecuencia son las varices, además de otros trastornos circulatorios y...

Cerrar