Edemas postraumáticos

Edema postraumático 

Un traumatismo (golpe), una fractura o fisura son una de las causas de los linfedemas. A un edema producido por esta causa, se lo denomina edema postraumático. Suelen ser más posibles de revertir que un edema ocasionado por otras patologías, si se aplica a tiempo el tratamiento adecuado.

Este tipo de edema está frecuentemente acompañado de dolores y, a veces, también, de atrofia muscular.

¿Cómo se produce un edema postraumático? La explicación es simple: el traumatismo lesiona o desgarra los vasos sanguíneos y capilares internos, así como los vasos linfáticos. En ocasiones, los vasos cicatrizan normalmente, pero hay veces en que esto no sucede, y es allí cuando se produce este tipo de edemas, a partir del líquido perdido en la lesión que no puede ser reabsorbido.

 

El tratamiento recomendado, al igual que en otros casos de edema linfático, es la realización de un drenaje linfático que permita que el líquido que produce el edema pueda volver a circular por los vasos linfáticos.

 

2 Comentarios en "Edemas postraumáticos"

  1. M.Carmen Villaescusa Soriano | 23 agosto, 2018 en 4:12 pm | Responder

    Buenas tardes. Creo que tengo un edema por lesión pos traumática,ya que me caí en bicicleta entrenando y han pasado casi dos semanas y aunque el hematoma está mejor, tengo un bulto que no mejora y me temo que es acumulación de líquido. Quisiera saber quién es el que hace ese tipo de drenaje linfático y en qué consiste. El próximo lunes me harán una ecografia de la zona para ver la magnitud de la rotura muscular y así poder empezar el tratamiento . Un saludo y gracias de antemano!!!

    • Hola Mari Carmen, sin duda la valoración debe hacerla un médico primero y ver qué soluciones te aporta. Trasládale tus dudas sobre los masajes de drenaje linfático y sigue sus recomendaciones.

Deja un comentario

Tu email no será publicado.


*