Eliminar líquidos, reducir volumen

Adelgazar, perder peso y mantener una silueta digna y sana son algunas de las preocupaciones crónicas de la mayoría de las mujeres y cada día más de los hombres de este país.

Un dato: El 75 % de las mujeres de más de 40 años aumenta de peso entre 5 y 10 kilos, o lo que es lo mismo, aumentan 2 o más tallas, o sea:

¡la debacle!

A partir de los 40 ( sino antes…) la cintura se pierde, la barriga se hincha, las caderas se bombean, los glúteos y los senos caen, la cara interna de los brazos se vuelve fofa y las arrugas faciales se van consolidando.

Al factor hormonal que implica el descenso de estrógenos y progesterona a partir de los 40 se suman las consecuencias de la alimentación, de la actividad física y de la actividad profesional que hayamos desarrollado en los últimos 20 años.

Por suerte, a los 40 todavía podemos “corregir” de manera natural muchos de los errores que hayamos cometido y reeducarnos para recuperar un cuerpo sano y digno. Sí, decimos “digno” porque por muchos mensajes que intenten lanzar los defensores del slogan “la belleza está en el interior”, a nadie le gusta estar gorda o gordo, ni siquiera parecerlo.

Engordar implica no solo problemas de imagen sino problemas de autoestima y problemas más graves de salud a largo plazo. Por esta razón no dejamos de insistir en diferenciar los conceptos engordar por aumento de la masa grasadel conceptoengordar por aumento de volumen”.

El aumento de volumen corporal es provocado en muchos casos por una RETENCION DE LIQUIDOS, lo cual significa que tu cuerpo no elimina adecuadamente todos los líquidos que ingiere y genera. Estos líquidos son los encargados de transportar las grasas y toxinas a través de tu sistema linfático para que cumplan su misión fisiológica y después ser desechados por los canales de desecho que tiene tu cuerpo.

Si tu sistema linfático no funciona correctamente, esos desechos no llegan a su destino final y se van quedando atrapados en ciertas zonas de  tu cuerpo ( caderas, rodillas, gluteos,etc).

Ya sabemos que es la misma canción de siempre, pero no hay otra: la solución está en combinar una dieta rica en proteínas de alto valor biológico, hidratos integrales, grasas saludables, frutas y verduras, con una actividad física constante e intensa que no de impacto  de al menos 3 sesiones de 45 minutos cada una por semana, hidratarse bien tanto por dentro (agua, infusiones y zumos) como por fuera (cosméticos ) y sobre todo procurar dormir bien durante la noche al menos 6 horas seguidas.

Si a todo esto le sumas un par de sesiones de presoterapia por semana, la reducción de volumen está garantizada.

La presoterapia ayudará a tu cuerpo a transportar esos desechos que están instalados en algunas zonas concretas de su interior y hacerlos circular hasta su destino final.

Ya ves, dos botas y un fajín abdominal que hacen circular aire a determinada presión a lo largo de tus piernas y abdomen, serán capaces de estimular tu circulación linfática y ayudarte a eliminar líquidos y muy importante: a que no vuelvas a sufrir la retención de líquidos!

¿No te lo crees?  Prueba una sola sesión de presoterapia (una buena presoterapia) y verás qué ganas de orinar te entran al final de la sesión. Es la prueba de que esa presión constante y milimétrica que ejerce la presoterapia ha causado su efecto. Más info: info@presoterapia.com

Ayúdanos a resolver más cuestiones escribiendonos a info@presoterapia.com

Descárgate gratis el tutorial para eliminar tu retención de líquidos, piernas pesadas o mala circulación:

[formulario]

 

Se el primero en comentar en "Eliminar líquidos, reducir volumen"

Deja un comentario

Tu email no será publicado.


*


Más en ADELGAZAR, eliminar líquidos, perder peso, presoterapia
Solución para la retención de líquidos se llama: ALCACHOFA

Si padeces celulitis, retención de líquidos o mala circulación de retorno, la naturaleza te ayuda en esta época ofreciéndote uno de los remedios más eficaces contra la retención de líquidos: LA ALCACHOFA. Rica en agua,...

Cerrar