Insuficiencia venosa

Insuficiencia venosa

 

La insuficiencia venosa (principal causa de las varices) es la dificultad o incapacidad de las venas para bombear la sangre nuevamente hacia el corazón, trastorno ocasionado por el daño o ausencia de las válvulas venosas. En algunos casos, puede deberse a la obstrucción de una vena o capilar por un coágulo, lo cual se denomina trombosis venosa profunda.

Al existir una insuficiencia venosa, la sangre se acumula en las venas, generando las llamadas varices. Las varices son dilataciones anormales y permanentes que se producen en las venas y capilares que se encuentran bajo la superficie cutánea de las piernas. Siempre que haya varices, sabremos que son, en realidad, la manifestación externa de un problema circulatorio. Por lo general, las varices son un problema padecido por las mujeres, aunque también existen hombres que sufren de varices en las piernas.

 

La insuficiencia venosa y, por consecuencia, las varices, tienen su raíz en diversas causas.

Los factores de riesgo más frecuentes son:

       Antecedentes de trombosis venosa (como se explicó previamente)

       Niveles altos de progesterona (hormona femenina, esto explica la mayor incidencia en mujeres)

       Estatura alta

       Obesidad

       Embarazo

       Permanencia de pie por largos períodos

 

La generación de varices es un trastorno ligado a la insuficiencia venosa avanzada. Esta dolencia se puede prevenir, detectando antes la insuficiencia. Puedes sospechar de sufrir insuficiencia venosa si:

       Tienes dolores intensos y recurrentes en las piernas, acompañados de calambres y de pesadez

       Tienes, a menudo, picazón y hormigueos en las piernas

       Sientes un dolor intenso que empeora al ponerte de pie, y mejora al levantar las piernas

       Tus piernas suelen hincharse

       Los pies y tobillos suelen enrojecerse

 

Todos estos síntomas suelen componer lo que se conoce popularmente como síndrome de piernas cansadas. Para prevenir la formación de várices y corregir la insuficiencia venosa, se recomienda:

       En caso de tener sobrepeso, bajarlo

       Elevar las piernas durante la noche, y descansar regularmente, evitando permanecer de pie durante largos períodos

       Utilizar medias de compresión (especiales para varices)

       Realizar ejercicio físico

       Recurrir a terapias como el drenaje linfático manual y la presoterapia, que estimulan el sistema circulatorio.

 

 

Se el primero en comentar en "Insuficiencia venosa"

Deja un comentario

Tu email no será publicado.


*