¿Qué es la depresoterapia?

¿Una terapia para curar la depresión? NOOO!!

La depresoterapia es un tipo de masaje que se realiza con una máquina específica que provoca un efecto vacío a través de unas ventosas y unos rodillos que aspiran y masajean a la vez. En todos los casos, la eficacia de esta técnica está condicionada al buen uso del profesional que la aplica.

Esta técnica tiene más de 25 años de experiencia en reumatología, cirugía reconstructiva y en el tratamiento de lesiones derivadas de una actividad física intensa (relajación muscular).

La máquina o aparato de depresoterapia está equipada con un compresor conectado a unos accesorios en forma de ventosas y rodillos que se adaptan a las distintas zonas del cuerpo y de la cara. Actualmente, las máquinas de depresoterapia más sofisticadas permiten el uso de cosméticos específicos para realizar tratamientos tanto estéticos como terapéuticos.

Las variables a tener en cuenta a la hora de utilizar esta técnica serán:

1.- El tipo de maniobras de masaje realizadas.

2.- El efecto deseado.

3.- El tipo y el estado del tejido tratado y de su fragilidad.

4.- La sensibilidad del paciente

El poder de succión varía en función de la graduación de la potencia de aspiración, el diámetro de las ventosas y el tamaño de los rodillos que configuran el pliegue de piel.

El masaje combina la técnica del “palper-rouler”, amasamiento+estiramiento+deslizamiento

con distintos niveles de depresión.

¿Cómo funciona la depresoterapia?

Deslizando la ventosa sobre la piel, la aspiración provoca un pliegue de piel que se puede ver a través de la misma ventosa sin pellizcar la piel, sin agredirla y sin causar daño alguno. Este tipo de masaje provoca una hiperemia que se percibe a simple vista (la piel se sonroja). Así hablamos de un masaje 100% natural, no invasivo que ayuda a desentumecer los tejidos, estimular la circulación linfática y la producción de colágeno, evitando la flacidez cutánea.

El masaje se practica a través de la ventosa con la que realizamos un giro o un arrastramiento de piel o tejido subyacente, en oposición a la circulación de la mano libre. Este tipo de maniobra activa la circulación por la expresión de los fluidos de los tejidos tratados. El fluido circula mejor y el tejido mejora su elasticidad.

Esta acción puede afectar también al músculo, siempre que la potencia de aspiración sea suficiente y que el diámetro de la ventosa el necesario. Como resultado de dicho tratamiento, el músculo puede mejorar su capacidad de contracción y evitar lesiones o daños musculares en el ámbito deportivo

También puede realizarse una maniobra de estiramiento mediante la aplicación de un vacío sobre la piel a través de la ventosa tensionando la piel en dirección opuesta con la mano libre, lo cual provoca un estiramiento de la epidermis respetando la circulación veno-linfática. Se trata simplemente de deslizar la ventosa en la misma dirección de la circulación de retorno, aplicando una potencia de aspiración suave y una velocidad de desplazamiento lenta.

Para los casos de lesiones deportivas, la depresoterapia se aplica localmente con las ventosas que correspondan a la zona lesionada, torsionando y estirando suavemente.

En otro tipo de patologías, el efecto de la depresoterapia está altamente recomendado en el campo de la kinesioterapia, la medicina deportiva, las secuelas de lesiones musculares, contracturas y mialgias.

En todos los casos, la depresoterapia o masaje por depresión incrementa los efectos del masaje manual con la ventaja de ahorrar esfuerzos al profesional que lo ejecuta y la garantía de la máxima eficacia para el paciente.

Aplicaciones de la depresoterapia/

Tratamientos de depresoterapia:

1.- Flacidez cutánea.

2.- Cicatrices traumáticas o quirúrgicas.

3.- Quemaduras.

4.- Rehabilitación muscular post-traumática. Lesiones musculares.

5.- Celulitis.

6.- Reumatología.

7.- Patología de los tendones.

8.- Anti-aging facial y corporal.

La depresoterapia para adelgazar sin dejar flacidez:

El exceso de grasa y celulitis es una fuente importante de preocupación y sufrimiento para las mujeres. La depresoterapia se ha convertido en una solución eficaz por partida doble , sin dolor y sin efectos secundarios.

Eliminas grasas y toxinas, reduces la celulitis y no dejas flacidez!!

En el caso de un masaje adelgazante, el profesional trabaja para reducir el exceso de grasa en el cuerpo y permitir un buen funcionamiento orgánico. Se utilizan en primer lugar las diferentes ventosas para estimular los ganglios linfáticos, seguimos con un masaje para desenganchar las células grasas de los tejidos, drenamos bien esas grasas y toxinas que hemos desenganchado y alisamos la piel para que no queden nódulos de grasa y el grano de piel quede liso e uniforme. ¡Adiós piel de naranja!

¿Cuánto dura una sesión de depresoterapia?

Facial: 30 minutos

Corporal: Entre 45 y 60 minutos

¿Cuántas sesiones de depresoterapia se recomiendan para obtener resultados satisfactorios y duraderos?

Tratamiento de shock: 10 sesiones (2 veces a la semana)

Mantenimiento: 1 vez cada 10 días.

¿Cuáles son las ventajas diferenciadoras de la depresoterapia?

+ Es 100% natural

+ No invasiva

+ Sin efectos secundarios.

Para más información, info@presoterapia.com

Se el primero en comentar en "¿Qué es la depresoterapia?"

Deja un comentario

Tu email no será publicado.


*


Más en ADELGAZAR, aparato de depresoerapia, depresoterapia
Adelgazar de la manera más tonta

Cavitación, mesoterapia, liposucción, crema reductora de noche, ayuno, dieta a base de sobres proteinados, cuando llega esta época del año nos entra la fiebre por ADELGAZAR y en  muchos casos, adelgazar puede ser una cosa muy...

Cerrar