Reduce volumen y afina tu cuerpo

Reducir volumen eliminando líquidos

Eliminar la celulitis sin dejar flacidez

Adelgazar sin sufrir

Aumentar la sensación de  bienestar

Cientos de seguidor@s de presoterapia.com han logrado objetivos como éstos, sigue leyendo y

¡entérate de cómo lograrlo tú también!

La morfología de las mujeres las predispone a la acumulación de grasas en determinadas zonas de su cuerpo como las caderas, las nalgas y los muslos, lo cual implica que una vez la grasa se ha instalado en esas zonas y otras zonas que comparten con los hombres como el abdomen, los brazos y la papada, resulta difícil eliminarla.

No hablamos solamente de grasa, sino también de líquidos retenidos que dificultan la circulación linfática y provocan fenómenos horrorosos como la celulitis, denominada cariñosamente piel de naranja”.

En esta ocasión vamos a centrarnos en la parte inferior del cuerpo, es decir, en la zona de las piernas y los glúteos porque la mayoría de consultas que hemos recibido en nuestro correo info@presoterapia.com han pedido al unísono: “quiero adelgazar de cintura para abajo!

Pues toma nota de los 10 consejos que nunca fallan para estar “bien” de cintura para abajo:

1.- Hacer gimnasia para tonificar las caderas, muslos y nalgas.

Existen ejercicios muy sencillos, sin necesidad de instalaciones especiales, para fortalecer y tonificar las caderas y los muslos.

Pedalear en el aire con el cuerpo tumbado sobre una superficie plana, sobre una estera y los codos pegados al suelo durante 10  minutos al día.

Hacer sentadillas para afinar los muslos y esculpir las nalgas. ¿Qué son las sentadillas? Te pones de pie con los brazos extendidos al frente y flexionas las rodillas al tiempo que guías las nalgas hacia atrás como si fueses a sentarse en una silla. El busto debe quedar bien derecho. Luego te incorporas presionando sobre tus talones y repites. El espacio entre las piernas permite reforzar más o menos las nalgas o los muslos. Una serie tiene entre 10 y 20 sentadillas. 2 o 3 series 3 veces por semana son suficientes.

2.- Saltar a la cuerda para afinar la silueta

Saltar a la cuerda es un muy buen ejercicio para quemar calorías, mejorar la silueta y reducir la celulitis a nivel de los muslos, las caderas y las nalgas. Favorece la coordinación y equilibrio y quema más calorías que correr. Sin embargo, debes tener en cuenta la intensidad del ejercicio. Saltar a la cuerda debe hacerse a ritmo rápido, por lo que una sesión será más corta que una carrera de running. Digamos que si aguantas 10 minutos seguidos saltando a la cuerda a ritmo rápido vas a quemar tantas calorías como si corrieras durante 30 minutos.

Muy importante, ¡solo necesitas una cuerda y muy poco espacio! Sus efectos son muy beneficiosos sobre la flexibilidad, la capacidad aeróbica y la forma física. Precaución con las rodillas.

3.- “Running” o carrera a pie para reducir grasa corporal

Correr es un deporte conocido que favorece la pérdida total de peso: permite quemar calorías rápidamente e implica la mayor parte de los músculos de la parte inferior del cuerpo (pantorrillas, muslos y nalgas).

La intensidad del ejercicio debe ser alta, manteniendo un ritmo alto durante gran parte de la carrera e intercalando algún sprint. Si te aficionas al “running”, como sucede con el yoga dinámico, te verás obligada a modificar considerablemente tu dieta, por lo que no solo quemarás más grasas sino que ingerirás menos grasas a la vez.

Una de las claves para adelgazar y mantenerte en el peso ideal es el equilibrio entre ingesta de calorías y cantidad de calorías quemadas  DIA A DIA. Si quemas más de lo que ingieres, están en el buen camino.

4.- Sube por las escaleras para fortalecer la parte inferior del cuerpo

Usar las escaleras en lugar del ascensor es un simple hábito que puede desempeñar un papel positivo en la pérdida de volumen en las caderas y los muslos . Subir las escaleras es un esfuerzo cardiovascular importante que va a fortalecer la parte inferior de tu cuerpo (nalgas, piernas y pantorrillas).

Las escaleras son también un buen escenario para practicar algunos ejercicios complementarios, como subir y bajar escaleras de manera rápida o subir y bajar escaleras con un solo pie manteniendo la espalda recta y contrayendo el vientre y las nalgas a la vez.

Si vives o trabajas en un piso a partir del 3º, olvídate ya del ascensor y utiliza las escaleras CADA DIA. Se te va a poner un culo de infarto!

5.- Date un masaje regularmente para ayudar a tu cuerpo a eliminar la celulitis

Un masaje con regularidad (al menos 3 días por semana) hace que la piel recupere un cierto tono y pierda la apariencia de piel de naranja. De hecho, el masaje de la piel estimula la actividad de los queratinocitos (células constitutivas de la capa superior de la epidermis) reduciendo el tamaño de los adipocitos (células presentes en los tejidos adiposos y especializados en el almacenamiento de grasa) y favoreciendo la circulación linfática que es la encargada de transportar las grasas y toxinas en tu organismo. ¿Sabes lo que es un drenaje linfático?

No pretendemos que te conviertas en una profesional y tampoco queremos quitar el pan a las buenas profesionales, pero sí debemos mencionarte las dos mejores opciones que tienes para disfrutar de los efectos beneficiosos de un masaje que provoque el efecto de drenaje linfático.

Descárgate gratis el tutorial para eliminar tu retención de líquidos, piernas pesadas o mala circulación:

Indique su nombre y dirección de correo electrónico para obtener su descarga gratuita :



A.- Auto-masaje con las manos, con un masajeador o con un cepillo de cerdas aparato de masaje .  Hazlo con la ayuda de un aceite esencial y multiplica sus efectos, por ejemplo, con aceite de macadamia para activar tu micro-circulación y/o  aceite de argán para reafirmar.

Solicita nuestra guía de auto-masaje casero en info@presoterapia.com.

B.- Acude a un@ profesional para que te dé un buen masaje de drenaje linfático. Suelen durar entre 45 y 60 minutos  y no solamente estimularás tu circulación linfática sino que te relajarás y aumentarás tu sensación de bienestar.

C.- Combina ambas opciones, un auto-masaje diario en casa y uno o dos masajes de drenaje linfático en cabina a la semana. Se trata de incordiar cada día a la celulitis para que se vaya Y NO REGRESE.

6.- Come frutas y vegetales para ingerir menos calorías

No podemos perder peso específicamente en una sola zona. No es ningún secreto: para afinar la silueta hay que bajar de peso en general y esto se consigue principalmente a través del alimento.

Las frutas y las verduras son ricas en fibras solubles que tienen la característica de formar un gel que espesa el contenido del estómago, con el efecto de ralentizar la digestión a la vez que fomentan un funcionamiento regular del intestino y un sistema digestivo saludable. Frutas y verduras son tus aliados para rebajar caderas y muslos. Se recomienda incluir 1 o 2 porciones de frutas y verduras en cada comida.

Con el buen tiempo, apetece más comer ensaladas, verduras y frutas. Te recomendamos utilizar las verduras como acompañamiento en las comidas y las frutas como tentempié entre horas.

7.- Limita la ingesta de grasas saturadas

Obviamente los alimentos grasos no son bienvenidos cuando tienes las caderas y muslos grandes, porque es en esas zonas donde las grasas suelen refugiarse primero. Sin embargo, todas las grasas no son iguales y puestos a elegir, elige un buen filete de pescado antes que  un trozo de carne, un puñado de almendras antes que unas galletas y una buena rebanada de pan tostado antes que bollería.

Los ácidos grasos no saturados son grasas realmente mejores para la salud que las grasas saturadas principalmente en productos animales (carnes rojas, embutidos, productos lácteos). Los ácidos grasos trans presentes en algunas margarinas y en bollería/pastelería industrial son algunos de los mayores “sponsors de la celulitis”.

Limitar el consumo de grasa y seleccionar el tipo adecuado de grasa que tomes va a ser crucial para tus curvas.

8.- Índice glucémico de alimentos recomendado: bajo para prolongar la saciedad

En la búsqueda de una pérdida de grasa corporal, es importante controlar el índice glucémico de los alimentos que uno ingiere. Los alimentos que tienen un índice glucémico alto ayudan a aumentar la producción de insulina – la hormona que regula la glucosa en sangre- y una gran cantidad de insulina en la sangre provoca el almacenamiento de carbohidratos en forma de grasa.

Los alimentos con bajo índice glucémico (por debajo de 55) son por lo tanto preferibles ya que prolongan la sensación de saciedad. Preferimos entonces los alimentos integrales, completos o sin refinar alimentos tales como pan integral, arroz integral, pasta integral o legumbres que en su mayor parte tienen un índice glicémico muy bajo (menos de 20). Algunas frutas también tienen un bajo índice glucémico, como cerezas, melocotones, ciruelas, grosellas, toronja, manzanas, peras, uvas, naranjas, mangos y kiwis.

La forma de cocinar los alimentos también afecta su índice glucémico: cuanto más cocinado sea un alimento, mayor será su índice glucémico, así que elige la pasta al dente antes que la pasta muy hecha, por ejemplo.

De la misma manera, el índice glucémico es mayor en el jugo de una fruta, que en la pieza de fruta entera.

9.- Bebe suficiente agua al día para comer menos

Beber agua no adelgaza, pero beber medio litro de agua antes de una comida ayuda a reducir la sensación de hambre y  como consecuencia , comes menos .

Beber al menos 1,5 o 2 litros de agua al día puede ayudar a reducir las caderas y los muslos, pero es necesario aclarar que la comida debe ser controlada para que el consumo de agua sea lo más beneficioso posible.

10.- Practica la PRESOTERAPIA

¿Qué es la presoterapia? La presoterapia es un tratamiento médico y estético que utiliza la presión de aire para realizar un drenaje linfático. Entre los beneficios de la presoterapia,  destacan el tratamiento de edemas, la corrección de alteraciones en el sistema circulatorio y la posibilidad de eliminar la celulitis, reducirla y prevenir futuras formaciones de celulitis. El tratamiento de presoterapia se realiza a través de unas botas especiales que recubren las piernas y glúteos, a través de las cuales se realiza sobre el cuerpo una presión positiva que se va alternando en forma ascendente, por lo cual se le llama también presoterapia secuencial. A través de estas ondas de presión, la presoterapia estimula el sistema circulatorio, generando un drenaje linfático y contribuyendo así a la eliminación de líquidos, grasas y toxinas que generan la celulitis, edemas, linfoedemas y trastornos venosos como las varices.

Aquí te vamos a dar las mismas opciones que en el masaje, es decir, puedes tener una presoterapia en casa o puedes acudir a un centro de estética o cabina disfrutar de una sesión de presoterapia profesional, o combinar ambas opciones.

“No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy” 

 

Autor: Presoterapia

Comparte este artículo en

2 Comentarios

  1. Me ha gustado el contenido de u pagina, me identifico con los problemas que produce la retención de liquidos y la celulitis, que en mi caso y por mi edad es ya de un grado alto.
    Me gustaria me informaran mas sobre los beneficios de la presoterapia en casa y que me costaria adquirirla.
    Gracias

    Post a Reply

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Más en ADELGAZAR, eliminar la celulitis, flacidez, presoterapia en casa, presoterapia profesional
celulitis
Celulitis, causas y tratamiento

¿Qué es la celulitis? La celulitis es un...

Cerrar