Síndrome post-flebítico

¿Qué es el síndrome post flebítico?

 
Se conoce como síndrome post-flebítico al dolor e hinchazón que se produce en la pierna luego de una trombosis, es decir, luego de producida una obstrucción en una vena de la pierna por un coágulo.

Durante una trombosis, se interrumpe la circulación desde el lugar de la obstrucción hacia el resto de la vena, lo cual provoca daños en las válvulas venosas. Las válvulas son aquellas que impiden que la sangre vuelva hacia atrás: al funcionar mal, dañadas por la falta de circulación que generó la trombosis, se pueden producir acumulaciones de sangre en las venas de la pierna, que provocan edemas dolorosos, hinchazón y molestias en la pierna.

Si hemos pasado por una trombosis, debemos seguir de cerca la salud de las piernas con el médico, identificando los síntomas de que estamos padeciendo un síndrome post-flebítico.

Como síntomas del síndrome postflebítico, identificamos la hinchazón de la pierna, el dolor, la acumulación de sangre, que provoca enrojecimiento, el estiramiento de la piel de la pierna afectada, e incluso, en algunos casos, la aparición de úlceras. Pueden también aparecer várices o endurecerse la piel.

Para evitar el síndrome post-flebítico, lo ideal es realizar un tratamiento preventivo luego de pasar por una trombosis. El tratamiento, tanto preventivo como paliativo, implica:

–       Dormir con la pierna afectada elevada

–       Utilizar medias de compresión gradual

–       Evitar mantener una misma posición por períodos prolongados

–       Recurrir a tratamientos que estimulen la circulación, como el drenaje linfático y la presoterapia.

Además, el médico te indicará qué tratamiento seguir para evitar una nueva trombosis, y para recuperar la capacidad venosa de la pierna.

 

Se el primero en comentar en "Síndrome post-flebítico"

Deja un comentario

Tu email no será publicado.


*