circulación de retorno

¡Arriba las piernas!

La sensación de piernas pesadas puede llegar a afectar a casi todo el mundo cuando llega el calor del verano. Desde una leve sensación de fatiga hasta el dolor agudo provocado por edemas y varices, la retención de líquidos se acentúa con el aumento de las temperaturas.

Si tienes tendencia a que se te hinchen las piernas, ves aflorar cada día más capilares y venitas o si llegas a sentir verdaderas molestias en las piernas, ha llegado la hora de ponerle remedio.

¿A qué se deben las “piernas pesadas”? A una insuficiencia venosa, es decir, el sistema de transporte de la sangre a lo largo de las piernas se deteriora, ya sea porque algunas de las válvulas que gestionan el flujo de la sangre a través de las venas no se contraen o relajan de la manera adecuada o porque los músculos de las piernas encargados de “estimular” la circulación de retorno no realizan su labor. La sangre se estanca, la linfa no fluye y las grasas y toxinas empiezan a “encallarse” en ciertas zonas de las piernas.

Factores que favorecen las piernas pesadas:

Inactividad física, falta de tono muscular, alimentación rica en grasas, bebidas carbónicas, alimentos dulces, hidratación insuficiente, zapatos inadecuados, calcetines o medias demasiado apretados, posturas de pie o sentada durante muchas horas, exceso de irradiación solar.


Piernas para el verano

 

Estás a pocas semanas de empezar la primavera y desprenderte de las medias, así que si quieres lucir unas piernas bonitas ya puedes ir preparándote.

Mantener unas piernas bonitas no es solo un imperativo estético sino una condición para asegurar tu salud y tu bienestar. Por eso, cualquier molestia o cambio en tus piernas tiene que ser observado atentamente analizando sus causas para luego adoptar las soluciones oportunas.

He aquí los 10 consejos imprescindibles para cuidar tus piernas y ponerlas en forma para que luzcan bien el próximo verano:

1.- CONTROLA TU PESO: Los kilos de más tienden a acumularse en la barriga, las caderas, los muslos y los glúteos. Si tus piernas soportan mayor peso del adecuado, su circulación de retorno se complica, se hinchan ,                 se cansan y provocan molestias diversas. Elige una dieta equilibrada y abandona todos los alimentos procesados, el café, el azúcar y el alcohol.

Pásate a las verduras, la fruta, los cereales integrales y las aves.

2.- CAMINA: Caminar estimula tu circulación sanguínea y linfática, evitando que se acumulen grasas y toxinas que tarde o temprano acabarán convirtiéndose en celulitis. Camina al menos 45 minutos seguidos al día.

3.- DEPILATE: Nada más feo que unas piernas peludas.

Si tienes algún problema concreto en tus piernas, puedes consultarnos a : info@presoterapia.com


¿QUÉ ES LA PRESOTERAPIA?

Ni esto es un “perrito caliente”…

Ni esto es una presoterapia.

Para las que habéis oído hablar de la presoterapia, pero nadie os ha explicado todavía lo que es: La presoterapia está ganando cada día más adeptas  para el tratamiento de la  retención de líquidos, la celulitis y la flacidez.

La presoterapia consiste en aplicar determinadas presiones de aire sobre diferentes partes del cuerpo, ejerciendo una compresión y un relajamiento alternados que actúan de forma muy eficaz en nuestro sistema linfático. Esta técnica promueve además la recuperación de la elasticidad cutánea y aumenta el aporte de oxígeno a los tejidos, facilitando la regeneración tisular.

Un par de botas, un fajín y unos brazos con determinado número de cámaras de aire conectados a un aparato que contiene un compresor de aire se encargan de administrar dichas presiones de aire de manera efectiva a lo largo de los miembros afectados (piernas, abdomen y brazos).

Si estás interesada en conocer más aplicaciones de la presoterapia o te gustaría disponer de un tratamiento a la medida de tus necesidades, envíanos un email a info@presoterapia.com y te informaremos sin compromiso.


¡Presoterapia al rescate!

 

Después de un verano tan seco y caluroso, nuestras piernas necesitan un rescate intensivo.

La mayoría de las  mujeres sufren habitualmente diversas dolencias en las piernas, ya sea por causas hormonales,  funcionales, fisiológicas o patológicas.

Piernas hinchadas, piernas pesadas, edemas, linfoedemas, varices, capilares, son las más conocidas y todas ellas están relacionadas con el sistema linfático y la circulación de retorno.

El calor intenso, muchas horas sentadas en terracitas y restaurants, largas exposiciones al sol,  dieta rica en grasas saturadas y azúcares, son algunos de los factores determinantes a lo largo de las vacaciones. Es ahora, en plena rentrée cuando conviene tomar las medidas oportunas para restablecer una correcta circulación linfática y darle a nuestras piernas el trato que se merecen. Para ello, nada mejor que unas sesiones de presoterapia.

Si estás interesada en conocer más aplicaciones de la presoterapia o te gustaría disponer de un tratamiento a la medida de tus necesidades, envíanos un email a info@presoterapia.com y te informaremos sin compromiso.


Presoterapia ¿para adelgazar?

 

Presoterapia para la retención de líquidos, presoterapia para las piernas pesadas, presoterapia para las varices, presoterapia para la mala circulación, presoterapia para los deportistas, presoterapia para los edemas, presoterapia para después de la liposucción…. Hasta aquí, las aplicaciones más utilizadas de la presoterapia, ahora bien, de ahí a que la presoterapia sirve para adelgazar……..?

Muchas han sido las consultas que hemos recibido en el último par de meses acerca de si la presoterapia sirve para adelgazar y haciendo honor a la verdad debemos dejar muy claro que le presoterapia NO adelgaza.

Ha llegado el verano, hace calor, nos sobran algunos kilos y tenemos las piernas hinchadas. ¿Qué solución nos ofrece la presoterapia?

La presoterapia consiste en aplicar determinadas presiones de aire sobre diferentes partes del cuerpo, ejerciendo una compresión y un relajamiento alternados que actúan de forma muy eficaz en nuestro sistema linfático. Esta técnica promueve además la recuperación de la elasticidad cutánea y aumenta el aporte de oxígeno a los tejidos, facilitando la regeneración tisular. Un par de botas, un fajín y unos brazos con determinado número de cámaras de aire conectados a un aparato que contiene un compresor de aire se encargan de administrar dichas presiones de aire de manera efectiva a lo largo de los miembros afectados (piernas, abdomen y brazos). Las sesiones suelen durar unos 45 minutos, tiempo durante el cual podemos aprovechar para relajarnos o bien para complementar el cuidado personal con algun tratamiento facial. Existen hoy en día determinados modelos de presoterapia que permiten efectuar una presión muy suave (por debajo de 50 milibares) capaz de ayudar al organismo a ejecutar el drenaje linfático de las extremidades inferiores.

Si estás interesada en conocer más aplicaciones de la presoterapia o te gustaría disponer de un tratamiento a la medida de tus necesidades, envíanos un email a info@presoterapia.com y te informaremos sin compromiso.


RETENCIÓN DE LÍQUIDOS

¡no desesperes, tiene solución!

 


 

Piernas pesadas, piernas cansadas, pesadez en las piernas, son conceptos muy conocidos en estas fechas, cuando llega el calor. La retención de líquidos es una manifestación de la insuficiencia venosa, que afecta mayormente a las mujeres a partir de los 40 años. La insuficiencia venosa se debe al mal funcionamiento de las venas, encargadas de devolver la sangre al corazón desde las zonas periféricas ( manos y pies).

Existen dos elementos clave en la circulación de retorno, uno es el bombeo de la sangre provocado por el movimiento de los pies y las piernas al caminar ( actividad física) y el otro , las válvulas dispuestas a lo largo de las venas para impedir que la sangre vaya en sentido inverso al corazón. Cualquier fallo de estos dos elementos provoca una dilatación de la pared de las venas que favorece el estancamiento de la sangre vemosa en los miembros inferiores cuando estamos de pie sin movernos. Las piernas empiezan a hincharse por los tobillos y sentimos una molesta sensación de agobio que puede llevar a la desesperación.

¿Qué precauciones tomar  para evitar la retención de líquidos?

¿Qué soluciones existen para desinchar las piernas?

¿ Qué podemos hacer para mejorar la circulación de retorno?

¿Cómo podemos aliviar esa sensación de agobio que producen las piernas pesadas?


Piernas PESADAS

 

Las piernas pesadas y las piernas con celulitis son dos problemas acuciantes con la llegada del verano. Con el calor, la circulación de retorno se ralentiza, los tobillos se inflaman y las piernas provocan una sensación de pesadez agobiante. Cuando al calor le añadimos una dieta inadecuada, falta de ejercicio físico, poca ingesta de líquidos y un mayor consumo  de productos típicos del verano como los helados, el alcohol, el azúcar y las bebidas carbónicas, esta ralentización de la circulación linfática provoca nódulos de grasa que se atascan y producen la inflamación denominada celulitis. Ya tenemos celulitis en las piernas. Si logramos mejorar nuestra circulación linfática, mataremos dos pájaros de un tiro: por un lado, reduciremos la celulitis y por el otro evitaremos la retención de líquidos y las molestias derivadas de la hinchazón de las piernas.

¿Cómo? La presoterapia combinada con ciertos cosméticos de última generación pueden ayudarte a conseguir ambos objetivos. La presoterapia puede aplicarse sin producto alguno, simplemente con las dos botas o bien con productos específicos. Para la presoterapia con productos específicos se suelen envolver las piernas en algún tipo de plástico, celofan, medias de algodón o nylon impregnadas del producto en cuestión y siempre con la precaución de ponerte unas braguitas desechables.

 

Para piernas con problemas de retención de líquidos o piernas pesadas, los productos más utilizados son los que contienen sustancias que provocan el efecto frío (cryoterapia), como por ejemplo mentol, rusco, hamamelis, castaño de indias, cafeína o romero.


Sin imagen

Presoterapia para después de la liposucción

La sustracción del exceso de grasa corporal exige un post-operatorio que muchos pacientes prefieren desconocer antes de la operación.Se ha succionado la grasa, pero no se ha actuado sobre los tejidos. La piel, que antes…