Presoterapia y varices, tal para cual.
23 Sep

Presoterapia y varices, tal para cual.

Todo empieza con unas molestias en las piernas, acompañadas de una pequeña inflamación de algunas venas de las piernas y en poco tiempo  esas molestias en las piernas se convierten en dolores en las piernas, hinchazón de algunas venas y sensación de cansancio general. Estamos a las puertas de una varicosis y lo que es peor: el dolor será cada vez más intenso y más frecuente. Sufres lo que popularmente conocemos como “ varices”. En www.presoterapia.com recibimos muchas consultas relacionadas con las varices y es que la mayoría de especialistas en varices recomiendan la presoterapia tanto para prevenir las varices, como para tratamiento post-operatorio de recuperación. Por aquello de que más vale prevenir las varices, que curarlas, toma nota de las siguientes recomendaciones: 1.-AUMENTA LA COMPRESIÓN DE LAS PANTYS QUE UTILIZAS: Usa medias elásticas con ajuste de compresión, que a diferencia de las medias comunes ayudan a evitar que la sangre se vaya hacia las venas más pequeñas y cercanas a la piel y te dan un alivio considerable dependiendo de la gravedad de tus varices.   2.-MANTEN LAS PIERNAS EN ALTO: Las varices son venas debilitadas, sin la fuerza que tuvieron antes para devolver la sangre al corazón. Entonces, debes ayudarlas, elevándolas por encima del nivel de tus caderas y apoyándolas sobre un sillón o unos cojines. Procura hacer este ejercicio cuando llegues a casa: acuéstate boca arriba, eleva las piernas y descánsalas sobre la pared. Mantén esta posición durante cinco minutos para que la sangre fluya de las varices hacia el corazón. 3.- INCLINA TU CAMA A LA ALTURA DE LOS PIE : Coloca unas guías telefónicas bajo tu colchón al nivel de los pies, para mantener las piernas en alto mientras duermes. Veras como no se incrementará tu problema de varices. 4.- PRACTICA YOGA: Algunas posturas de yoga ayudan a aliviar la incomodidad de las varices. Se trata de posturas denominadas “invertidas” cuyo objetivo principal es que fluya adecuadamente la sangre desde las piernas hacia el corazón. La más fácil es la denominada “postura sobre los hombros” o “sarvangasana”. 5.-APLICA COMPRESAS DE AGUA: Aplica una compresa de agua caliente sobre la zona afectada y sin presionar, a la máxima temperatura que puedas soportar, durante dos minutos. Después aplica otra de agua fría durante medio minuto. Alterna durante diez minutos, terminando con la compresa fría. 6.-DATE MASAJES EN LAS ZONAS AFECTADAS POR LAS VARICES :. Puedes darte unos suaves masajes a lo largo de ambas piernas ya sea con las yemas de los dedos o con la ayuda de algun aparato de masaje. 7.-MUEVE TUS PIERNAS: Las personas sedentarias tienen más posibilidades de sufrir varices que quienes...

Leer más
Liposucción y presoterapia dos aliados contra la celulitis
18 Mar

Liposucción y presoterapia dos aliados contra la celulitis

Existen hoy en día cientos de tratamientos que prometen eliminar la celulitis de diversas maneras, pero son realmente muy pocos los que lo consiguen. Además, la celulitis no se puede eliminar de una sola vez y con un solo tratamiento. Para eliminar la celulitis se requiere la combinación de varios factores de índole personal (dieta, ejercicio, higiene, masaje, etc) y unos pocos tratamientos que son realmente eficaces. La combinación ganadora de tratamientos anticelulíticos se llama: LIPOSUCCION+PRESOTERAPIA La liposucción fue inventada en 1977 por el cirujano francés Yves Gérard Illouz, quien la presentó en Paris en el año 1982.  Una máquina de succión al vacío conectada a unas cánulas especialmente diseñadas para el manejo del cirujano, permitían extraer la grasa de ciertas zonas del cuerpo con el mínimo riesgo de hemorragia para el paciente. Gracias a los avances de las técnicas y la introducción de una aparatología con software muy avanzado , la liposucción se ha convertido en una de las terapias más solicitadas para la eliminación de la celulitis y la grasa localizada. El Dr. Antonio Tapia ( http://www.institutotapia.com/) fue uno de los pioneros de la liposucción en España, allá por el año 1982. La liposucción puede hacerse en abdomen, caderas, nalgas, espalda, muslos, rodillas, pantorrillas, tobillos, brazos, mejillas y cuello. Los candidatos ideales para una liposucción son aquellos que están dentro del 30% de su peso ideal y tienen la piel elástica y firme todavía. Antes de llevar a cabo una liposucción, el cirujano necesitará un historial médico completo y un examen físico para evaluar el peso total, el estado de la piel , el  tono muscular y la distribución de los depósitos de grasa. El tiempo necesario para la liposucción variará considerablemente dependiendo del tamaño de la zona, la cantidad de grasa a eliminar, la anestesia y el tipo de  técnica a utilizar. Si todavía tienes muchas dudas al respecto, escríbenos a info@presoterapia.com e intentaremos ayudarte.   Después de la liposucción, pueden experimentarse diversas molestias postoperatorias como hinchazón, dolor, ardor, sangrado y adormecimiento temporal de los tejidos. Por ello será imprescindible tomar los medicamentos que nos prescriba el cirujano y vestir un tipo especial de vendajes o prendas de compresión durante unas semanas. Es aquí cuando entra en escena la presoterapia, inventada en la década de 1960, en los Estados Unidos, por un grupo de médicos que buscaba solucionar los problemas vasculares que se padecen en el brazo luego de una mastectomía (cirugía de ablación del seno). Pocos años después, en Francia, un equipo de flebólogos le encontró utilidad para tratar problemas circulatorios y de varices, y creó el método conocido como “Frigibas”, un sistema más parecido a la presoterapia como la conocemos hoy....

Leer más
Acumulación de desechos + retención de líquidos = Mala circulación linfática + celulitis + edemas +…
17 Jul

Acumulación de desechos + retención de líquidos = Mala circulación linfática + celulitis + edemas +…

Solución = PRESOTERAPIA El agua es uno de los principales componentes del cuerpo humano. El ser humano no puede estar sin beberla más de cinco o seis días sin poner en peligro su vida. El cuerpo humano tiene un 75 % de agua al nacer y cerca del 60 % en la edad adulta. Aproximadamente el 60 % de este agua se encuentra en el interior de las células (agua intracelular). El resto (agua extracelular) es la que circula en la sangre y baña los tejidos. En las reacciones de combustión de los nutrientes que tiene lugar en el interior de las células para obtener energía se producen pequeñas cantidades de agua. Esta formación de agua es mayor al oxidar las grasas – 1 gr. de agua por cada gr. de grasa -, que los almidones -0,6 gr. por gr., de almidón-. Como se muestra en la siguiente figura, el organismo pierde agua por distintas vías. Este agua ha de ser recuperada compensando las pérdidas con la ingesta y evitando así la deshidratación. • Para consumir alimentos gastamos el 44 % del agua de nuestro organismo y metabólicamente consumimos el 12 %. • En sudor se nos va el 20 % (sin agitarnos y en condiciones de temperatura normales). • En la orina gastamos el  60 %. • En respirar usamos 20 %. El ejercicio y el aumento de temperatura aumentan la transpiración, la pérdida de agua y, por consiguiente, la necesidad de líquido. Debemos beber en cantidad suficiente para compensar la pérdida de agua. Los procesos metabólicos de nuestro organismo producen alrededor de 250 ml y obtenemos otros 750 ml de la comida. Por lo tanto, debemos procurarnos los 1,5 litros restantes bebiendo. Pero una vez realizada la ingesta apropiada de líquidos, nuestro organismo está compuesto por una serie de fluídos entre los cuales resaltamos la sangre y la linfa. La sangre, imprescindible para la oxigenación celular y la linfa para el transporte de las sustancias de desecho ( grasas y toxinas). Cuando la linfa sufre cualquier tipo de alteración en su circuito, denominado sistema linfático, esas grasas y toxinas no llegan a su destino final, que sería su eliminación por medio de la orina, el sudor o las heces. Ya sea  por motivo de una alimentación inadecuada, por la falta de actividad física regular o por un aumento notable de la temperatura exterior, nuestro organismo tiende a ralentizar su circulación linfática y empiezan las dolencias propias de la retención de líquidos, edemas, piernas pesadas, varices, capilares,etc. Como intentamos mostrar en la ilustración anterior, si pudiésemos ver el interior de nuestro sistema linfático, encontraríamos “mucha basura” acumulada. Esa...

Leer más
VARICES Y PRESOTERAPIA
06 Jun

VARICES Y PRESOTERAPIA

Los expertos calculan que entre un 23% y un 25% de la población española sufre insuficiencia venosa crónica en algún grado, con una mayor incidencia a partir de los 40 años. Con la llegada de las altas temperaturas, se agudizan las varices y otros problemas vasculares. Las paredes de las venas de muchas mujeres y hombres también, se van debilitando y transformando en bolsas cargadas de sangre. Con el calor, las varices se desarrollan y pasan de ser un problema inicialmente “estético” a una patología dolorosa. La mayoría de las varices aparecen en las piernas, donde la gravedad ejerce mayor presión sobre las válvulas y donde se pueden dañar fácilmente obstruyendo el retorno venoso y provocando la aparición de unas finas líneas  azuladas  muy visibles. Al factor calor debemos añadirle  otros factores pro-varices como la herencia, embarazos, uso de anticonceptivos hormonales, permanecer largos periodos de pie o sentado, obesidad, falta de ejercicio y la edad. Los síntomas de las varices que aquejan a la mayoría de las personas son pesadez de piernas, cansancio, calambres, hormigueos, comezón e incluso fuertes dolores, sensación de calor o quemazón, hinchazón de tobillos y pies. Todas estas molestias se acentúan al final de la tarde, luego de la actividad física habitual o con la posición de pie o sentado sostenida. La primera recomendación es la de acudir a un especialista vascular para realizar un examen de las extremidades y emitir un diagnóstico concreto. Los especialistas en varices recomiendan tomar las precauciones necesarias como evitar la obesidad o sobrepeso, realizar ejercicio físico, ducharse diariamente las piernas con agua fría y mantenerlas bien hidratadas con la aplicación de cremas o aceites corporales. Los tratamientos para reducir las varices  son de índole conservadora: el médico ordena al paciente estrictamente no permanecer de pie o sentado durante mucho tiempo, elevar sus piernas cuando se encuentre descansando o durmiendo y en el caso de vestir medias, usarlas elásticas. En los casos de varices ya avanzadas, se recomiendan cirugías como la ligadura y extirpación de venas (en donde se elimina la vena varicosa) o una escleroterapia de venas (que consiste en una inyección de solución que produce cicatrización para poder clausurar la vena afectada). Sin un cuidado adecuado de las varices se puede provocar una flebitis (inflamación crónica de la vena), o se pueden originar severas úlceras en la pierna o inclusive pueden romperse las venas varicosas. En  los últimos años, los avances en el tratamiento  de las varices han sido significativos hasta tal punto que en muchos de sus estados llegan a desaparecer por completo. Uno de los tratamientos más exitoso para las varices está siendo el laser. A continuación, el tratamiento...

Leer más

Presoterapia y dolores musculares

El dolor muscular puede aparecer tanto en personas que realizan ejercicios físicos, como en personas que no los realizan, durante y después de un ejercicio.Este término se refiere a una sensación de resentimiento e hipersensibilidad muscular al tacto y a la presión.El masaje de drenaje linfático que realiza la PRESOTERAPIA consigue la movilización de metabolitos como el ácido láctico, se mejora y recupera más rápidamente el pH, se influye sobre los flujos iónicos trasmembrana, se disminuye el edema, se mejora la microcirculación y se contribuye a aumentar el sustrato energético. + A nivel nervioso: La estimulación de los exteroceptores, propioceptores y angioceptores, además de los efectos de los reflejos viscerocutáneos y visceromotor, configuran la acción neurorefleja del masaje. + A nivel humoral: La formación de sustancias como la histamina tras la estimulación cutánea, ayuda a disminuir el periodo latente de contracción de los músculos. + A nivel mecánico: El aumento de la circulación sanguínea, linfática e intratisular inducido por el masaje ejerce una acción mecánica en forma de distensión, desplazamiento y presión . En resumen, el masaje con la PRESOTERAPIA en el tratamiento del dolor muscular >tiene el propósito de acelerar la velocidad de expulsión del ácido láctico del músculo, favoreciendo su relajación y evitando su...

Leer más

Enfermedad de los escaparates

Aproximadamente uno de cada doce españoles con más de 55 años padece enfermedad arterial periférica (EAP), también llamada enfermedad vascular periférica, consistente en un importante estrechamiento de las arterias que llevan la sangre a las piernas y que impide su aporte suficiente. La falta de sangre en el músculo provoca dolor durante el ejercicio o durante la deambulación, calmándose al dejar de caminar, por esta circunstancia se conoce también como “enfermedad de los escaparates· y es típico del que la padece que se vaya parando cada cierta distancia. Este coloquial nombre designa a la enfermedad arterial periférica que consiste en un estrechamiento de las arterias que llevan la sangre a las piernas. La falta de sangre en el músculo provoca dolor durante el ejercicio o, simplemente, caminando y se calma al cesar la actividad, por lo que quienes la padecen necesitan ir parando cada cierta distancia. Los síntomas Dolor al caminar o al subir escaleras. Calambres en piernas, muslos, pantorillas y pies. Ausencia o debilidad de pulso en piernas y pies. Úlceras o heridas en dedos, pies o piernas que no curan o tardan en hacerlo. Cambios de color en la piel con palidez de la temperatura en una de las piernas o pies. El tratamiento La parte más importante del tratamiento es el cambio en los hábitos de vida. La corrección de estos hábitos, junto con el tratamiento de los factores de riesgo, hace que sean necesarias pocas intervenciones directas sobre las arterias estrechas u ocluidas. La intervención está reservada para aquellos casos en los que los síntomas son muy marcados, con dolor o con riesgo de pérdida de una parte de la pierna, o para aquellos pacientes en los que no hay mejoría tras el cambio de hábitos y la corrección de los factores de riesgo, permaneciendo el dolor que limita la vida...

Leer más