ganglios linfáticos

Sin imagen

Drenaje linfático con presoterapia

Empieza el año y nada mejor que “empezar por el principio”, es decir, cuando hablamos de presoterapia hablamos siempre de drenaje linfático y es por este motivo por el que deseamos que tengas muy claro el concepto de drenaje linfático sobre el que se basan todas las aplicaciones de la presoterapia, tanto en el campo de la medicina como en el de la estética.

El Drenaje Linfático Manual (DLM) es una técnica de masaje suave para estimular la circulación de la linfa, desintoxicar el cuerpo y fortalecer el sistema inmunológico. El DLM se realiza con los dedos y las palmas de las manos a través del cuerpo, siguiendo la dirección de la circulación linfática y variando la presión.

La linfa es un líquido incoloro que circula por los vasos linfáticos a través de las contracciones de pulso de los músculos y los vasos sanguíneos. Como un sistema de eliminación de residuos, drena el exceso de líquidos, toxinas y residuos celulares. Los ganglios linfáticos ubicados a lo largo de los vasos linfáticos, especialmente en los pliegues a cada lado del cuello, la ingle y las axilas, actúan como  filtro de las toxinas y desechos que lleva la linfa. Cuando el flujo de la linfa es defectuoso o insuficiente, se pueden producir  diversos problemas como: hinchazón de los miembros, envejecimiento prematuro, celulitis, piernas pesadas, estrías, etc..

Hay dos métodos principales de drenaje linfático manual: el método Vodder y el método Leduc. La práctica del Dr. Emil Vodder se remonta a 1932 y se basa en una serie de maniobras de masaje con las manos. El método del Dr. Albert Leduc se basa en el trabajo de Vodder, pero utiliza maniobras ligeramente diferentes y la ayuda de unas botas inflables conectadas a un compresor de aire (presoterapia).

Si deseas realizar una consulta personal, puedes enviarnos un email a: info@presoterapia.com y te responderemos inmediatamente.


¿QUÉ ES LA PRESOTERAPIA?

Ni esto es un “perrito caliente”…

Ni esto es una presoterapia.

Para las que habéis oído hablar de la presoterapia, pero nadie os ha explicado todavía lo que es: La presoterapia está ganando cada día más adeptas  para el tratamiento de la  retención de líquidos, la celulitis y la flacidez.

La presoterapia consiste en aplicar determinadas presiones de aire sobre diferentes partes del cuerpo, ejerciendo una compresión y un relajamiento alternados que actúan de forma muy eficaz en nuestro sistema linfático. Esta técnica promueve además la recuperación de la elasticidad cutánea y aumenta el aporte de oxígeno a los tejidos, facilitando la regeneración tisular.

Un par de botas, un fajín y unos brazos con determinado número de cámaras de aire conectados a un aparato que contiene un compresor de aire se encargan de administrar dichas presiones de aire de manera efectiva a lo largo de los miembros afectados (piernas, abdomen y brazos).

Si estás interesada en conocer más aplicaciones de la presoterapia o te gustaría disponer de un tratamiento a la medida de tus necesidades, envíanos un email a info@presoterapia.com y te informaremos sin compromiso.


PRESOTERAPIA. Lo que importa son tus piernas

¿Tienes las piernas hinchadas? ¿Sientes molestias en las piernas? ¿Tienes habitualmente los pies, las rodillas o las caderas frías? Cuando te pellizcas en las piernas, ¿queda marcada en blanco la señal de tus dedos?  O peor aún…..¿sientes dolor y fatiga crónicos en ambas piernas?

Si has respondido afirmativamente alguna de estas preguntas, la presoterapia es la mejor respuesta. Porque lo que importa son tus piernas y tu salud en general, porque tu sistema linfático está sufriendo alguna alteración y necesita ayuda. Porque un leve dolor en las piernas o una hinchazón continuada de los tobillos puede agravarse con el tiempo y traer consecuencias vasculares o linfáticas importantes. Con la llegada de la primavera, aumentan los problemas de circulación de retorno. Para que lo entiendas mejor te hemos adjuntado el gráfico siguiente:

Los puntos negros indican la ubicación de los ganglios linfáticos por donde se expulsan las grasas y toxinas que transporta la linfa a lo largo de todo el sistema linfático. Cuando por diversas razones, entre las cuales destacan los cambios de temperatura, la alimentación y la actividad física, la linfa no fluye adecuadamente y la circulación se ralentiza => hinchazón + dolores.

Las líneas trazadas en el dibujo indican la trayectoria de todos los canales linfáticos por los que circula la linfa. Cuando el sistema linfático falla, la presoterapia se convierte en una herramienta muy eficaz para ayudar al sistema linfático a recuperar su normal funcionamiento. Desde la planta de los pies, hasta los ganglios linfáticos de la ingle, las botas de presoterapia ejercen una presión de aire determinada sobre todos esos canales linfáticos que estimula la circulación de la linfa y desbloquea los nódulos que se hayan podido formar (grasa, celulitis, etc).