hinchazón de las piernas

Piernas PESADAS

 

Las piernas pesadas y las piernas con celulitis son dos problemas acuciantes con la llegada del verano. Con el calor, la circulación de retorno se ralentiza, los tobillos se inflaman y las piernas provocan una sensación de pesadez agobiante. Cuando al calor le añadimos una dieta inadecuada, falta de ejercicio físico, poca ingesta de líquidos y un mayor consumo  de productos típicos del verano como los helados, el alcohol, el azúcar y las bebidas carbónicas, esta ralentización de la circulación linfática provoca nódulos de grasa que se atascan y producen la inflamación denominada celulitis. Ya tenemos celulitis en las piernas. Si logramos mejorar nuestra circulación linfática, mataremos dos pájaros de un tiro: por un lado, reduciremos la celulitis y por el otro evitaremos la retención de líquidos y las molestias derivadas de la hinchazón de las piernas.

¿Cómo? La presoterapia combinada con ciertos cosméticos de última generación pueden ayudarte a conseguir ambos objetivos. La presoterapia puede aplicarse sin producto alguno, simplemente con las dos botas o bien con productos específicos. Para la presoterapia con productos específicos se suelen envolver las piernas en algún tipo de plástico, celofan, medias de algodón o nylon impregnadas del producto en cuestión y siempre con la precaución de ponerte unas braguitas desechables.

 

Para piernas con problemas de retención de líquidos o piernas pesadas, los productos más utilizados son los que contienen sustancias que provocan el efecto frío (cryoterapia), como por ejemplo mentol, rusco, hamamelis, castaño de indias, cafeína o romero.