menopausia

Retención de líquidos en navidad

La retención de líquidos es una señal de alarma que se dispara en tu cuerpo para advertirte de que tu organismo no está funcionando correctamente.   Las causas de la retención de líquidos pueden ser…


¡Arriba las piernas!

La sensación de piernas pesadas puede llegar a afectar a casi todo el mundo cuando llega el calor del verano. Desde una leve sensación de fatiga hasta el dolor agudo provocado por edemas y varices, la retención de líquidos se acentúa con el aumento de las temperaturas.

Si tienes tendencia a que se te hinchen las piernas, ves aflorar cada día más capilares y venitas o si llegas a sentir verdaderas molestias en las piernas, ha llegado la hora de ponerle remedio.

¿A qué se deben las “piernas pesadas”? A una insuficiencia venosa, es decir, el sistema de transporte de la sangre a lo largo de las piernas se deteriora, ya sea porque algunas de las válvulas que gestionan el flujo de la sangre a través de las venas no se contraen o relajan de la manera adecuada o porque los músculos de las piernas encargados de “estimular” la circulación de retorno no realizan su labor. La sangre se estanca, la linfa no fluye y las grasas y toxinas empiezan a “encallarse” en ciertas zonas de las piernas.

Factores que favorecen las piernas pesadas:

Inactividad física, falta de tono muscular, alimentación rica en grasas, bebidas carbónicas, alimentos dulces, hidratación insuficiente, zapatos inadecuados, calcetines o medias demasiado apretados, posturas de pie o sentada durante muchas horas, exceso de irradiación solar.


Retención de líquidos

¡¡Alerta a bordo!!!

Contrariamente a lo que mucha gente piensa, la retención de líquidos no es nuestro enemigo. Simplemente, es una señal de alarma que nos lanza nuestro cuerpo para manifestar que “algo va mal ahí dentro”.

Las causas de la retención de líquidos pueden ser muy diversas:

+ Obesidad o sobrepeso

+ Cambios hormonales por adolescencia o menopausia

+ Medicamentos antidepresivos, anticonceptivos, antiinflamatorios o corticoides

+ Trastornos hepáticos, renales o cardiovasculares

+ Exceso en la ingesta de sal y/o  alcohol

+ Vida sedentaria

La buena noticia es que una señal tan simple como una hinchazón / inflamación de las extremidades y/o el abdomen bastan para dar la señal de alarma. Esta primera señal, podrá ir acompañada de calambres, debilidad y malestar general. Tenemos un problema de retención de líquidos.

¿Cómo podemos evitar la retención de líquidos?

Para información detallada sobre centros donde realizar tratamientos de presoterapia y/o vacumterapia o para obtener referencias sobre los cosméticos más eficaces para la retención de líquidos, envíanos un emial a info@presoterapia.com y te responderemos al momento.