nódulos linfáticos

¿Qué es la PRESOTERAPIA?

Esta es la pregunta que nos han formulado más de 80.000 personas en lo que va de año y por este motivo hemos iniciado el mes de septiembre con algunas de las respuestas que podéis encontrar en internet de una forma resumida:

1.- WIKIPEDIA: La presoterapia es el procedimiento que permite que el sistema venoso y linfático se vea ayudado por una verdadera bomba aspirante-impelente, que actuaria como un corazón periférico dándole a la corriente sanguínea ascendente el impulso necesario para un rápido retorno al corazón. De esta manera acelera los procesos de reabsorción de toxinas, mejorando a su vez la oxigenación de los tejidos. Actúa, pues compensando en parte los inconvenientes de la vida sedentaria.

2.- REAL ACADEMIA DE LA LENGUA ESPAÑOLA: No tiene entrada, todavía.

3.- WEBS DE REFERENCIA:


¡Presoterapia al rescate!

 

Después de un verano tan seco y caluroso, nuestras piernas necesitan un rescate intensivo.

La mayoría de las  mujeres sufren habitualmente diversas dolencias en las piernas, ya sea por causas hormonales,  funcionales, fisiológicas o patológicas.

Piernas hinchadas, piernas pesadas, edemas, linfoedemas, varices, capilares, son las más conocidas y todas ellas están relacionadas con el sistema linfático y la circulación de retorno.

El calor intenso, muchas horas sentadas en terracitas y restaurants, largas exposiciones al sol,  dieta rica en grasas saturadas y azúcares, son algunos de los factores determinantes a lo largo de las vacaciones. Es ahora, en plena rentrée cuando conviene tomar las medidas oportunas para restablecer una correcta circulación linfática y darle a nuestras piernas el trato que se merecen. Para ello, nada mejor que unas sesiones de presoterapia.

Si estás interesada en conocer más aplicaciones de la presoterapia o te gustaría disponer de un tratamiento a la medida de tus necesidades, envíanos un email a info@presoterapia.com y te informaremos sin compromiso.


¿Retención de líquidos? Usa la presoterapia

La llegada del frío no significa que se hayan terminado los problemas derivados de la retención de líquidos. Pasamos del calor permanente del verano al calor de las calefacciones y al calor que generan las prendas de vestir como las medias tupidas, leggins y pantalones de lana, calcetines largos, botas, etc. Encima este año vuelve la moda de las botas forradas de borreguillo, como las famosas UGG y las botas “de agua” como las HUNTER. Nada peor para nuestra circulación linfática que las prendas y zapatos ajustados que generen un calor excesivo. Nuestras piernas se hinchan, empezamos a retener líquidos y provocamos una serie de problemas y dolencias como la celulitis, las varices y las arañas vasculares.

Como suponemos que no vas a renunciar a la moda de  este invierno, te proponemos

4 soluciones: