piscina

¡Quiero tener unas piernas bonitas, sanas y esbeltas!

Piernas gordas, piernas hinchadas, piernas pesadas, piernas con varices, todas las piernas tienen una oportunidad preciosa para mejorar: Las vacaciones de Semana Santa.

Largas caminatas, en la playa o en la montaña, descalza por la arena o en deportivas practicando trecking o senderismo por parajes bellos, running, paseos o excursiones en bicicleta, natación en la piscina o mejor aún en el mar.

Las vacaciones te brindan el mejor medicamento que existe para curar muchos males : el tiempo.

Si dedicas tu tiempo a ciertas actividades como las que te acabo de mencionar, notarás que tu circulación linfática se activa, tus músculos se tonifican y tu piel se tensa.

Como decía Ingrid Bergman: “ El éxito es conseguir lo que quieres y la felicidad es querer lo que obtienes”


presoterapia

PRESOTERAPIA PARA ACTIVAR TU CIRCULACION LINFATICA UNA MANERA DE EMPEZAR EL OTOÑO CON BUEN PIE

presoterapia

La presión que soportan las venas de las piernas está en relación directa con la diferencia de altura que hay entre el corazón y las piernas. Al estar de pie, el corazón está en lo más alto posible y las piernas en lo más bajo, con lo que las venas de las piernas soportan en esa posición la mayor presión posible. Para disminuir la presión hay que reducir la distancia entre el corazón y las piernas. ¿Y qué puedes hacer para conseguirlo? Levantar las piernas o bajar el corazón. De esta forma, al sentarnos bajamos el corazón y la presión en las venas de las piernas es menor. Si en esa postura elevamos los pies, la presión se reduce mucho más. Pasear por la orilla del mar es muy beneficioso para la salud , pero las venas están a la máxima presión. En cambio, al andar en bicicleta se hace el mismo ejercicio de la bomba muscular pero con menor presión en las piernas porque estamos sentados. Al nadar la presión es cero porque el corazón y las venas están a la misma altura, con lo que cualquier ejercicio que hagamos nadando hace que la circulación sea más fluida. Por eso, los mejores ejercicios son pasear, andar en bicicleta y natación, en este orden.