Varices y presoterapia, tal para cual

Todo empieza con unas molestias en las piernas, acompañadas de una pequeña inflamación de algunas venas de las piernas y en poco tiempo  esas molestias en las piernas se convierten en dolores en las piernas, hinchazón de algunas venas y sensación de cansancio general. Estamos a las puertas de una varicosis y lo que es peor: el dolor será cada vez más intenso y más frecuente. Sufres lo que popularmente conocemos como varices”.

Las venas de las piernas deben transportar la sangre desde los pies hasta el corazón. Nada fácil, si contamos con los efectos de la gravedad y del tipo de vida que llevamos. Una vida sedentaria o una alimentación rica en grasas son suficientes para provocar una insuficiencia venosa que se traducirá en el síndrome de las piernas pesadas y que puede llegar a ocasionar varices y problemas vasculares graves.

Las personas que están muchas horas de pie y las mujeres embarazadas son los principales afectados por este problema.

Cuando llega el verano o cuando estamos en ambientes cerrados y con la calefacción puesta o cuando estamos varias horas sobre un piso enmoquetado o con suelo sintético el problema se acentúa todavía más.

¿Qué necesitan unas piernas con varices?

1.- Estimular la circulación venosa.

2.- Drenar el exceso de agua que comprime las venas

3.- Favorecer permanentemente la circulación adecuada de la sangre y de la linfa .

En nuestro blog recibimos muchas consultas relacionadas con las varices y es que la mayoría de especialistas en varices recomiendan la presoterapia tanto para prevenir las varices, como para tratamiento post-operatorio de recuperación.

Por aquello de que más vale prevenir las varices, que curarlas, toma nota de las siguientes recomendaciones para evitar las varices y sus molestias:

1.-AUMENTA LA COMPRESIÓN DE LAS PANTYS QUE UTILIZAS: Usa medias elásticas con ajuste de compresión, que a diferencia de las medias comunes ayudan a evitar que la sangre se vaya hacia las venas más pequeñas y cercanas a la piel y te dan un alivio considerable dependiendo de la gravedad de tus varices.

2.-MANTEN LAS PIERNAS EN ALTO: Las varices son venas debilitadas, sin la fuerza que tuvieron antes para devolver la sangre al corazón. Entonces, debes ayudarlas, elevándolas por encima del nivel de tus caderas y apoyándolas sobre un sillón o unos cojines. Procura hacer este ejercicio cuando llegues a casa: acuéstate boca arriba, eleva las piernas y descánsalas sobre la pared. Mantén esta posición durante cinco minutos para que la sangre fluya de las varices hacia el corazón.

3.- INCLINA TU CAMA A LA ALTURA DE LOS PIES: Coloca unas guías telefónicas bajo tu colchón al nivel de los pies, para mantener las piernas en alto mientras duermes. Veras como no se incrementará tu problema de varices.

4.- PRACTICA YOGA: Algunas posturas de yoga ayudan a aliviar la incomodidad de las varices. Se trata de posturas denominadas “invertidas” cuyo objetivo principal es que fluya adecuadamente la sangre desde las piernas hacia el corazón. La más fácil es la denominada “postura sobre los hombros” o “sarvangasana”.

Sarvangasana

5.-APLICA COMPRESAS DE AGUA: Aplica una compresa de agua caliente sobre la zona afectada y sin presionar, a la máxima temperatura que puedas soportar, durante dos minutos. Después aplica otra de agua fría durante medio minuto. Alterna durante diez minutos, terminando con la compresa fría.

6.-DATE MASAJES EN LAS ZONAS AFECTADAS POR LAS VARICES: Puedes darte unos suaves masajes a lo largo de ambas piernas ya sea con las yemas de los dedos o con la ayuda de algún aparato de masaje.

7.-MUEVE TUS PIERNAS: Las personas sedentarias tienen más posibilidades de sufrir varices que quienes llevan una vida activa. Si en tu trabajo estás sentada durante muchas horas, dedica dos minutos cada media hora a mover los dedos de los pies dentro de los zapatos, dobla y extiende las piernas, ponte de puntas cada vez que te sea posible, y levántate y camina un poco cada hora.

8.-PRACTICA EJERCICIO: Permanecer durante mucho tiempo sentada o de pie ocasiona que la sangre se acumule en las venas de las piernas. Un poco de ejercicio diario, sobre todo caminar, ayuda a que se contraigan las venas, se vacíen y se envíe la sangre hacia el corazón, contrarrestando las varices.

9.- HAZ PRESOTERAPIA: Acude a algún centro de estética de confianza y solicita una sesión de presoterapia. En tan solo 45 minutos de sesión notarás un alivio tremendo y, lo más importante: evitarás “males mayores”.

presoterapia en casa

¿Piernas ligeras y sin varices? ¡Ya ves qué fácil!

Autor: Presoterapia

Comparte este artículo en

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Más en hinchazón, insuficiencia venosa, piernas pesadas, presoterapia
eliminarcelulitis
¿Cómo eliminar la celulitis con las botas de presoterapia?

Eliminar la celulitis es una de las...

Cerrar